La moda y el chiste de la pobreza

marlon camiseta

Desde que tengo uso de razón he tenido la sensación de que la moda se basa en demostrar que se puede vestir como un pobre y destacar con estilo (leer con actitud pija, o sea).

Parece como si los gurús de la moda pensaran “uy que pena la gente que no tiene para comprar nuevos pantalones cuando se les rajan por las rodillas. Pues voy a poner de moda los pantalones con rajas, pero que vengan así de fábrica y cuesten como 3 pantalones nuevos de los que no puede comprar el que los lleva rajados por el uso.”Pantalones-rotos-de-moda-1

 

 

Así por ejemplo tenemos la camiseta interior de tirantas blanca.

Salir a la calle con camiseta interior no está asociado a un estrato socioeconómico alto y en el cine, aunque algunos no se den cuenta, los protagonistas que aparecen de tal guisa no representan el papel de un abogado precisamente. Aunque, repito, nos parezca que mola mucho ver al galán marcando pectorales en tirantas, no deja de ser un galán haciendo el papel de cani.
Pues llega la moda de llevar camisetas interiores por la calle, caras, de colores, sin los “agujeritos” de las que llevaban de verdad los que no tenían mucho más donde elegir ya fuera por posibilidades económicas o estéticas.

Los pantalones con rajas ya están comentados.

Los parches en la ropa. Eso que te cosías sobre el siete que te habías hecho con un alambre en el chaquetón, el jersey o los pantalones porque no tenía ni 6 meses y comprar otro por eso era impensable en aquellos tiempos.

Vamos a disimular que es por necesidad y vamos a hacerlos con formas, con dibujos dejemos de hacerlos del mismo material. ¡Espera! Vamos a sacar al mercado ropa con parches que cueste 3 veces más de lo que cuesta el chaquetón que no se ha podido comprar el que le ha puesto el parche a la suya.

Las zapatillas deportivas para salir a bares y discotecas. Los calcetines blancos (en España no consiguieron quitarle el punto cani asociado a salir con calcetines de deporte por muy brillantes que los llevara Michael Jackson).

 

Lpantaliens caídosos pantalones caídos y las zapas sueltas. Esa moda que en teoría viene de que te quiten los cordones y el cinturón al entrar ¿al calabozo? cuando te detienen y que se imita en zonas marginales dando a entender lo duro que eres que has estado en la cárcel porque eres duro, y peligroso. Tan peligroso que te pasas una tarde escogiendo los pantalones caídos que mejor te queden y que valen 5 veces más que los que le quedan grandes al tipo que ha robado a una señora a punta de navaja.

 

Podría poner mil ejemplos más de como la moda coge lo que estaba mal visto, lo que era de pobres o canis la década anterior y lo usa para demostrar que con lo mismo ellos pueden mantener el estilo. Luego ese extremo se degrada claro, y también puedes comprar pantalones con rajas baratos pero para eso los compras sin ellas y esperas a que se hagan viejos.

 

¿Que a qué viene todo esto? A nada a nada.

Te quedan bien las barbas y la camisa de leñador por cierto.