5 años desaprovechando Photosynth

En diciembre de 2008 Microsoft presentaba un servicio fotográfico muy interesante: Photosynth.

El concepto es sencillo: Unir distintas fotografías individuales creando una sola imagen por la que desplazarte o un vídeo aprovechando la diferencia de ángulo entre cada una de ellas.

Es algo que hoy día vemos con normalidad y practicamente todos tenemos un smartphone que nos permite hacer un panorama uniendo fotografías o haciendo un barrido de vídeo. Google de hecho acaba de dotar a su aplicación de cámara de Gran Angular y Ojo de pez reales gracias a esa función de ir acoplando las imágenes conforme vamos haciendo las fotos con el cambio de ángulo. Pero estamos hablando de 2008.
Pensad en miles de turistas haciendo fotos a los mismos edificios con sus cámaras. Y ahora imaginad a microsoft recopilando todas esas imágenes y permitiéndonos ver aquello desde el ángulo que queramos, desplazandonos y pudiendo aumentar la imagen y acercarnos aprovechando cada una de las fotos realizadas.
Sí, ya habéis visto muchos panoramas 3D de edificios y cosas, ya sabéis de que hablo, pero esos panoramas están hechos con un equipo especial, están hechos expresamente para esa demostración. Aquí hablamos de coger cualquier zona y crear ese efecto aprovechando todas las fotos que se han hecho.

Aquí va un ejemplo, en este caso un vídeo por el que también podéis desplazaros.

florence baptistery, florence, italy by alfaku.net on photosynth

Me da pena que el proyecto no haya tenido más éxito, creo que se debe más a que Microsoft no lo supo vender y no a que el producto no esté bien hecho o no merezca la pena.

De ahí salió la app para iOS photosynth que fue de las primeras que nos permitió hacer facilmente un panorama sin las restricciones horizontales o verticales y sin necesidad de agregar imágenes una a una para “coserlas”, poco más.

Manzanas y Androides. Post en modo HATER


Después de un tiempo de con el Galaxy S3 considero que ya puedo empezar a hacer apreciaciones con menos benevolencia a las de posts anteriores.

Para empezar la pantalla tiene un par de problemas o desventajas respecto a iOS importantes: El brillo y el tacto.
Tengo la sensación de que el teléfono tiene mucho menos brillo o iluminación de pantalla que el iphone. Con el iPhone me costaba leer bajo el sol pero con el galaxy S3 es algo casi imposible incluso subiendo al máximo la iluminación.
Por otro lado la pantalla es demasiado sensible, no ya al tacto sino a la proximidad. A veces selecciono cosas o abro aplicaciones que no pretendía solo por el hecho de que el dedo andaba cerca, sin llegar a tocar.

Por otro lado están los botones. el botón de power y los de volumen, que están a ambos lados del dispositivo, no deben tener la resistencia-sensibilidad-posición adecuada puesto que en varias ocasiones me encuentro cambiando el volumen al tiempo que apago la pantalla.

Respecto al cristal de la pantalla, el famoso gorilla glass 2, cuándo veo éste vídeo no puedo evitar sonreir.
El galaxy S3 se me debe haber caído 4 veces a lo sumo. La primera cascó la carcasa así que inmediatamente le compré una funda (me gustan más los bumpers y ahora veréis porqué). La 3ª caída fue a unos 30cm del suelo. Se me deslizó desde el bolsillo del chaquetón al agacharme. Apenas se nota pero el cristal se rayó.
El iPhone en cambio se me debe haber caído tropecientas veces, y no solo caído, Laura debe haberlo dejado caer o tirado otras tantas veces. Tiene una esquinita mellada y también tendrá algún rayón pero no me quedé con esa sensación de “como se me caiga otra vez lo pierdo para siempre”. Será cosa de los bumpers, que me parecen el mejor invento.

 

Las apps son otro factor determinante a la hora de dudar al dar el salto a android.
Teoricamente Android ha alcanzado a iOS en aplicaciones. Acaba de llegar a 700.000. La cuestión es la calidad de esas aplicaciones.
Android está lleno de aplicaciones gratuitas llenas de publicidad que tienen funciones más o menos decentes dejando los extras de calidad para las de pago. En mi corta experiencia las de pago quedan bastante por debajo que las similares en iOS. Pongo de ejemplo las aplicaciones para twitter o las de fotografía de las que hasta ahora solo salvo a After Focus.

Tal vez el problema con el tema de las fotografías no sea solo de las apps y tenga que ver el teléfono.
DEsde que tengo el galaxy he pasado de hacer fotos constantemente a todo a apenas usar la cámara. No es por falta de conocimientos, ni por no estar acostumbrado al funcionamiento. He terminado por aceptar que no me satisface.

Despues de leer muchas reviews y entrar en varios foros en los que subían muestras; después de enterarme que el galaxy s3 y el iphone 4S comparten sensor, esperaba algo más.
Fue una decepción grande descubrir que el Galaxy S3 no ajusta la exposición junto al enfoque. Estoy muy acostumbrado a encuadrar la imagen sin dar importancia a la luz por seleccionar ambas cosas a posteriori al seleccionar con el dedo. La luz de la escena se ajusta al encuadrar con el teléfono.
También cuenta que el resultado no me convenza lo más mínimo. He visto muchas fotos geniales hechas por usuarios con el Galaxy S3 pero la mayoría a plena luz del día. Y no solo veo ruído, La imagen se deforma por los laterales a modo de trapecio de una forma que me resulta excesiva (depende de la distancia de los objetos y las formas claro, con edificios canta).
Mi impresión es que el sensor es lo único que comparten ambos teléfonos y Samsung se ha gastado 2€ en la lente y pocos esfuerzos en procesar en condiciones.
Es cierto que por el hecho de no estar satisfecho no he hecho las suficientes fotos como para ir adaptándome a esas limitaciones de la cámara y superarlas a base de ¿técnica? e ingenio.

 

El LED es una gran ayuda de cara a estar al tanto de notificaciones sin necesidad de sonido pero en el Galaxy es demasiado fuerte. Creo que un poco menos de intensidad de la luz quedaría bastante más discreto informando igualmente.

Tener un Mac como ordenador personal no ayuda.
Parece que hasta Snow Leopard el teléfono se sincronizaba sin problemas en modo “camara” e igualmente en modo USB se podía reconocer instalando una especie de driver. Eso no pasa con Mountain Lion. No me reconoce el teléfono y en modo cámara solo reconoce los archivos que estén en el directorio raiz, que por supuesto no coincide con la carpeta DCIM ni ninguna otra.
No he tenido más remedio que tirar de dropbox y su subida automática para tener las fotos en el iMac (luego ya decides si quieres importarlas o no a iPhoto o tu programa de gestión de fotografías. En mi caso sigo dudando porque no las trata igual) y he necesitado valerme de Kies para gestionar mi música y demás archivos, que afortunadamente si se meten con un simple drag’n’drop.
En este caso le echo la culpa a Apple que por supuesto no tendrá la más mínima intención de facilitar el uso de un android con sus ordenadores porque afecta a la adquisición del iphone en pro del famoso ecosistema.

 

Al tema del sonido al final no le pongo pegas. Fue realmente útil lo de configurar el audio tras analizar mi audición en ambos oídos y seleccionar con cual usaría el teléfono, e igualmente las notificaciones y tonos ahora me suenan más una vez habituado a ellos. Sin embargo junto a las fotos, también he dejado de escuchar música en el teléfono, o al menos no echo tantas horas con los auriculares puestos. El reproductor no me dice nada, no me siento cómodo, no es agil y los que he probado tampoco me han dicho mucho. No me siento a gusto, aunque en este caso también podría ser falta de costumbre.

 

Respecto al funcionamiento, android 4.1.1 en el Galaxy S3 a veces tiene lags mínimos, o tarda en mostrar el home. Son detalles tontos que demuestran que la RAM o el procesador no lo es todo. Android como sistema probablemente consume más recursos que iOS o al menos los gestiona peor y eso se nota en la fluidez, que no es mala ojo, pero en comparación va un pelín peor.
Si tengo que recordar cuándo me pasó que el home tardara en cargar tengo que remontarme al 3G con una versión de iOS avanzada que ya le quedara algo grande.

 

 

Es probable que muchos se sientan con la necesidad de defender lo buen teléfono que es el S3 o lo bien que funciona android y quieran comentar que no tengo ni idea o que estoy haciendo las cosas mal. Ahorraoslo please. O al menos hacedlo con respeto.

Igualmente habrá más de uno frotándose las manos pensando “lo sabía lo sabía”. Tampoco es para eso, ni mucho menos.
Sentía la necesidad de conocer Android más a fondo porque me creo apasionado de la tecnología en todas sus variantes y desconocer a fondo ese OS me parecía mal.
Me gusta servir de ayuda a quien la pide y aconsejar a gente que se vea beneficiada la información a la hora de hacer las cosas de una u otra forma o de usar una u otra app. El campo android era bastante desconocido y pese a lo HATER que soy no me gusta poner pegas a cosas que desconozco o apuntarme al clan de los “lo mío es lo mejor y no necesito comprobarlo probando otra cosa porque mi alma ya me lo dice”.
Tampoco es decepción con android, con android ando bastante contento. Ya comenté que iOS me tenía cansado, me parecía algo vetusto ya, con olor a oxidado pese a las capas de abrillantador.
Android hace justo lo que hacía en iOS gracias al jailbreak y con esas cosas estoy muy cómodo. Y el teléfono me tiene contento en muchos aspectos: Me encanta llamar acercandome el teléfono a la oreja o coger llamadas de la misma forma; Silenciarlo volteándolo o tapándolo con la palma de la mano un momento; Me sirve muchísimo que la pantalla no se apague mientras estoy leyendo el contenido (a oscuras falla algo pero es lógico) y decenas de cosas más a las que me he habituado y probablemente solo recordaría al volver a iPhone y echarlas de menos.

En resumen, no echo de menos iOS, hecho de menos el iPhone. su cámara y sus apps sobretodo. En parte tener Mac no ayuda al cambio, menos de lo que pensaba.
El resto es muy muy similar.

La conclusión es que no tengo intención de dejar de usar el iMac, ni creo que deje de usar el iPad, al contrario, es probable que lo renueve.
Al final gana el famoso ecosistema, el maldito y encorsetado ecosistema que se ha montado tan bien Apple.
El ecosistema y la cámara del iphone, y las apps. Ah, las apps. Cómo os echo de menos.

El volcán de nombre impronunciable (time lapse)

Así me gusta la gente.
Un tipo se harta de ver fotos malas del volcán y decide pasarse por allí a hacer las suyas.
Lamentablemente no dispuso de buen tiempo hasta el último momento por lo que las imágenes no son todo lo buenas que el hubiera deseado.

Si te gusta el vídeo y quieres que pueda mejorar su obra no tienes más que hacer alguna donación o sponsorizar un nuevo viaje. Al menos es lo que comenta medio en broma en la descripción del vídeo en Vimeo.

Iceland, Eyjafjallajökull – May 1st and 2nd, 2010 from Sean Stiegemeier on Vimeo.

Vía xatakafoto.