Consejo para padres o Años después Laura me sigue vacilando igual

Cada cierto tiempo, haciendo limpieza en el disco duro me topo con fotos, canciones o vídeos olvidados, y es un placer redescubrirlos.
Con wordpress me pasa lo contrario. Cada cierto tiempo descubro que me falta alguna foto, vídeo o canción que había subido.

Con la excusa de recuperar cosas vuelvo a poner un audio que debo haber compartido más de una vez pero que no encuentro, y aprovecho para aconsejar, de nuevo, a mi amigos de reciente paternidad que nunca son demasiadas fotos y nunca son suficientes vídeos. Que ahora nos parecen una chorrada ciertas cosas porque las hemos visto mil veces al día pero que en un par de años habremos olvidado cómo sonaba, cómo lo hacía y cuánto nos gustaba.

Ajustando el oticon unos meses después

La última vez que hablé de la prótesis auditiva comentaba que estaba ajustado ya a unos niveles en los que la audición en ese oído es normal, o sea que por ese lado escucho como tu.
El problema es que al subir la potencia la última vez, también aumento la frecuencia de los acoples.
Cambié el “pinganillo” que entra en la oreja por uno más “cerrado” que me quitó el acople por completo pero que tras ajustarlo me dejaba el sonido opaco y sin brillantez. Ante eso, opté por pedir un “pinganillo” hecho a medida. Ayer me lo pusieron y por ahora no estoy muy contento. Creo que tendrán que bajarme la amplificación porque todos los ruidos están demasiado altos e igualmente habrá que configurar la “ecualización” porque los agudos me chirrían un poco.
El pinganillo es más grande de lo que esperaba, parece ser que por haberle hecho un canal de ventilación mayor de lo normal, y no sé si esa es una de las razones pero el audífino sigue acoplándose (para por un molde a medida para evitar los acoples y que siga habiéndolos no es para estar muy contento).

Estoy seguro que la calidad y brillantez del sonido se arreglan facilmente por configuración pero no tengo tan claro que me vaya a gustar el molde (es de pasta dura).

PD: En la última config le puse el modo “TV” que apenas mostraba diferencia con el normal. En esta última visita he puesto otros 2 modos por probar. Por ahora estoy bastante contento con el que se centra en el sonido de delante y me elimina los ruidos del exterior, no sabéis lo que se agradece en los bares.

El audifono: las pegas

A día de hoy ya tengo el audifono adaptado en su totalidad a mi perdida. Eso quiere decir que me queda poco por afinar. Faltan por configurar los modos de selección para que el aparato se centre en ciertos sonidos o áreas (estoy deseando) e ir perfeccionando cómo me llega el sonido.

Teniendo en cuenta que, como digo, aun puede y debe mejorarse, voy a exponer mis pegas actuales:

  • El audífono es el que selecciona a qué sonidos dar importancia al contrario que el oído que de forma natural nos permite concentrarnos en lo que deseamos. Esto implica que mientras camino por la calle el ruido del tráfico puede ir y venir en ocasiones o, si estoy en un bar puedo escuchar con más claridad la voz de una señora pesada en la mesa de al lado que las de las personas que están conmigo en la mesa (espero que los modos ayuden a solucionar eso).
  • He perdido la tranquilidad de estar en casa aislado del mundo. Ahora escucho niños jugar en la calle, gente bañarse en la piscina, coches pitar, ambulancias, policia, cortacesped, podadores, vecinos etc.
  • Escuchar los detalles y matices está genial pero también es un coñazo. Sillas que crujen, puertas que chirrían, tacones que… LOS PUÑETEROS TACONES, ya los escuchaba sin audífono imaginad ahora lo que es tener a una señora detrás por la calle golpeando la acera. Te pasas el rato deseando que tome otra dirección.
  • Si no está bien colocado se acopla más que antes y hay que atinar más para colocarlo bien. Supongo que al tener mayor potencia de amplificación que al inicio se aumenta igualmente la posibilidad de acople. De todas formas esto no tiene que ser así puesto que antes del ultimo ajuste he estado todo el tiempo sin apenas acoples después de una reconfiguración para quitarlos. Espero que sea tan facil solucionarlo como esa vez.

Terminando mi adaptación al audífono

Ayer me ajustaron el audífono prácticamente en el último nivel. Se podría decir que con la configuración actual mi oído izquierdo oye como el de cualquiera de vosotros, y eso implica una serie de novedades y cambios en mi día a día que os comento a continuación:

– Escucho a los niños jugar en el parquecito de la urbanización (y es un coñazo si estoy viendo alguna serie).
– Escucho al jardinero cortando el cesped de la urbanización.
– Escucho el ruido del tráfico en algunos salones y dormitorios aunque las ventanas estén cerradas y sean climalit.
– Escucho los coches acercarse sin tener muy claro cuan cerca andan, así que por primera vez en años me paro antes de cruzar la calle aunque no vea venir a nadie.
– Escucho la lavadora desde el cuarto del ordenador. siempre que estoy en el ordenador estoy escuchando música así que no me agrada.
– Escucho el zumbido de las neveras en las cocinas y he descubierto que algunos electrodomésticos tienen sonidos o melodías (en algunos simplemente la escuchaba diferente).
– Escucho el crujido de los muebles cuando te sientas o te apoyas.

En definitiva; sin el aparatito vivía mucho más tranquilo la mitad del tiempo, la otra mitad en cambio me tiene encantado al recuperar tantos matices y dejar de vivir dentro de una burbuja.

Logitech Boombox

Estaba escuchando esta mañana Spotify en el salón con el Boombox y he caído en que no he escrito nada sobre este cacharro que me parece muy recomendable.

Lo compré hace unos meses en Amazon.es por unos 70€ gracias al chivatazo de una de las alarmas que tenía con Amazon Price Tracker de keepa.com. Su precio habitual es de unos 130€ (a ese precio no me parece tan recomendable).

 

Logitech Wireless Boombox

El Logitech Boombox fo iPad no es otra cosa que un altavoz portátil que permite conectar cualquier dispositivo de audio-vídeo mediante bluetooth o cable. Tiene potencia suficiente -de sobra diría yo-  para un cuarto.
Si se conecta por cable de audio tiene aun más potencia.
Su batería dura unas 6 horas de uso e igualmente puede funcionar conectado a la corriente, por lo que puedes cargarlo sin tener que parar la escucha.
Su alcance es bastante bueno. No he probado los límites aun porque suelo usarlo en interiores pero hasta ahora no he tenido problemas con la distancia de la fuente de audio. En mi casa no hay un solo punto en que pierda la conexión.

Lo uso fundamentalmente como altavoz para ver películas en el iPad si salgo de viaje o para escuchar música en la cocina ya sea del iMac, del iPad o del Galaxy S3 (que ponga “for iPad” no lo limita a productos Apple y desconozco la diferencia con el modelo que no tiene esa etiqueta).

Me consta que existe un modelo de bolsillo que debe ser la mitad del mío pero le presupongo menos potencia así que sigo recomendando éste, que creo que podría dar juego incluso en una fiesta en exterior.

 

La única pega que le encuentro a este altavoz son los graves, tiene unos bajos excesivamente potentes para mi gusto. No distorsiona en ningún momento -de hecho ajusta la potencia en algunos casos para evitarlo- pero soy de molestar poco a los vecinos.

Mi consejo si eres de escuchar música con frecuencia o de ver películas en el tablet: Ponte una alarmita en Amazon y espera a que vuelva a bajar, o cómpralo ya si te lo puedes permitir.

“Audiobloggg” El Audiopost que acaba con mi reputación

Creo que corría el año 2003. Estoy de cervecitas con mi amigo Francisco esperando a otro ex compi de trabajo.

Mientras esperamos empezamos de decir tonterías y decido grabar la conversación con un creative muvo con la excusa de subirlo al audioblog que finalmente nunca llegué a mantener.

Como se puede apreciar hago comentarios acerca de sustituir los radiocds de los coches por smartphones ya que tienen radio y disco duro en el que almacenar la música.

Cualquiera que me conozca sabe que tengo 200 ideas al día que siempre acaba realizando otro en alguna parte del mundo. El que no me conozca puede creerselo simplemente.

 

También digo que soy la reencarnación de Johnny Gleg and Sabuca (la reencarnación de un tipo que no ha muerto y toda su banda en un solo cuerpo) pero no me lo toméis en cuenta.

 

Sé que al audio no tiene calidad y que el contenido no mejora la imagen que tenéis de mí (además cuando quedo con Francisco exagero el acento sevillano) pero me ha hecho ilusión toparme con este archivo -que no recorcaba- así que lo posteo a modo de backup.

(parece que no tiene player en wav. Lo pondré en mp3 )

con Fco cervecita en mano