Cosas de Android y usuarios (borrador que se atascó)

Llevo más de una semana con un Sony Xperia U mientras mi teléfono está en el servicio técnico.

El Xperia U es un smartphone de mitad de 2012 que ha envejecido mal.
Haciendo una lamentable comparación diría que era lo más parecido al Motorola G de ahora. Un gama media (media alta el Moto G, media baja diría hoy del Xperia) que tenía un precio asequible y unas características decentes para su época.

Tengo que esperar 30 segundos a que cambie de app, otros tantos a que aparezca el teclado cuando quiero escribir. Poner Maps es arriesgarte a que se quede colgado por falta de recursos y, si la app no peta, siempre vas una rotonda por delante de las indicaciones del GPS.

Como es normal apenas lo saco del bolsillo y cuando lo hago, por hábito, vuelvo a meterlo en seguida al no ocurrírseme para qué usarlo.

Si este fuera mi primer teléfono estaría echando pestes del OS. Pensaría que es Android lo que va mal, lo que falla, lo que no carga. Que las apps petan y que el sistema no es capaz de manejar correctamente los recursos.
Afortunadamente conozco la experiencia Android y no se parece en nada.
sin embargo me compadezco por esas personas que adquieren un teléfono barato por el simple hecho de serlo pensando que les va a valer igual.

Truquitos de Siri o trampitas de Apple

La ventaja actual de los podcast cortos frente a los post -en mi opinión- es que puedes escucharnos en cualquier momento. Al acostarte, fregando los platos, cuando estás en el metro o si vas conduciendo. Mientras que con los posts tienes que esperar a tener tiempo para poder leer lo que te interesa.
Antes era al revés, los podcasts en su mayoría eran largos y había que encontrar el momento para escucharlos mientras que los post eran algo que leías con mucha frecuencia en cualquier momento desde el ordenador del móvil.
Con la vuelta a la moda de los podcasts mucha gente que tenía el blog abandonado se anima a contar lo que se le pasa por la cabeza y vuelvo a disfrutar de sus opiniones (no confundir recuperar la frecuencia o posibilidad de expresarse con haber ganado en interés como comunicador).

La cosa es que al volver a usar un iphone como teléfono principal y pensando en la coyuntura actual, decidí grabar un audio para los 4 gatos a los que interesa mi opinión al respecto, y hoy toca dejar una segunda opinión para los dos gatos que quedan interesados.

He grabado con los Plantronics que compré hace un tiempo a posta para probar qué tal el micro. Los cascos me tienen muy contento en muchos aspectos aunque en éste parece que no es para tirar cohetes, así que disculpas por la saturación y la tortura que será escuchar el audio. No merece la pena editarlo ni dejarlo bonito con esa calidad. Ademas ¡esto no es un podcast coile!

(ahora viene la publi, que también quiero probar como queda el enlace a afiliados)

Temas comentados, por si te quieres saltar algo:
-ACTITUD IOS VS DISPOSITIVOS CONCRETOS ANDROID (limitación iOS vs android pelado sin tener conocimientos)
-Zona de respuesta táctil.
-Respuesta micro iOS “siri” “siri (pausa) haz tal cosa” (creo que en el audio no queda claro que se nota sobretodo cuando quieres pasar a texto y no tanto cuando das órdenes)
-Llamada en pantalla del mac.
Recomendación de la app @workflow.

 

Ah ¿que no he enlazado el audio? ya ya. Es que lo veréis en los comentarios, cuando haya, como respuesta a la petición directa de enlace 😛

Hablando de Samsung y sus gamas altas o Como tener y no tener un teléfono al mismo tiempo

Voy a poner todo resumido por no enrollarme y recopilar la info del proceso.

27 de febrero compro Samsung Galaxy S4 online por ser la gama más alta de Samsung y seguir vigente una promoción de devolución de 100€ en su compra.
Considero que el gama más alta de Samsung no me va a dar problemas y sale a buen precio con la promo (tampoco se esperan problemas post venta tratándose de su producto estrella)

La cámara no va bien, le cuesta enfocar cuando lo hago manualmente y el macro directamente no es capaz de hacerlo (dice haber enfocado con todo borroso). Después de unos días pido cita al SAT express que tienen en THEPHONEHOUSE.

Llegado el día de la cita lo miran y dicen que tienen que pedir un módulo de cámara. Eso son otros días de espera tras los que comprobamos que el módulo no arregla nada y mandan el galaxy S4 al SAT de Madrid.
Casi un mes después llega sin arreglar y lo tengo que dejar de nuevo para que lo envíen.
Casi otro mes (es tiempo standart del proceso en Madrid) y de nuevo sin arreglar, pongo hoja de reclamaciones pidiendo un S4 nuevo o una reparación urgente por no estar otro mes sin teléfono y llamo para tener una incidencia a la que poder referirme para seguimiento el día 30/04/14.

Igualmente Pido grabación de las conversaciones por tener info clara del proceso el día 07/05 y me contestan el 09/05 pidiendo DNI y cómo quiero la grabación.
Adjunto DNI y la pido por enlace de descarga para que sea lo más rápida posible aclarando que es para empezar tramites legales que solucionen el problema.

El día 20/05 contacto con su 902 (única forma de contactar a parte de la web de phonehouse donde dice que está en reparación) y no solo no han solucionado de forma inmediata el problema, ni han contestado la hoja de reclamaciones en los 10 días naturales.
Resulta que no saben donde está mi teléfono y no les consta la hoja de reclamaciones (que tengo sellada con fecha y a la que hicieron copia conmigo delante para enviarla inmediatamente a SAMSUNG).

Les recuerdo que han pasado ya 20 días de la llamada y que con la queja me dijeron que iban a estar encima del proceso de reparación y que me tendrían al corriente. Les recuerdo también que hace por tanto casi 3 semanas que pedí en la hoja de reclamaciones que me solucionaran el problema de forma rápida sin esperar otro mes o me dieran otro galaxy S4 nuevo como el que supuestamente yo debería estar disfrutando desde hacía meses.

La respuesta que me han dado hoy 20 de Mayo, después de tenerme sin teléfono 2 meses y pico y haberlo perdido es que me tendrán al corriente y me avisarán cuando lo encuentren y reparen.

Y aquí es donde hay que comparar a una de las empresas que más teléfonos vende del mundo con su competencia.
No me consta de nadie en Apple que haya tenido que esperar para que le arreglen un teléfono porque si es defectuoso de fábrica te lo cambian por otro inmediatamente, si es un problema dentro de garantía te lo cambian o te dan otro mientras arreglan el tuyo. O eso dicen porque nunca tuve problema con ninguno de los iPhone que he tenido.

Me comentaba @garrafa que a él le ha cambiado Google un Nexus 4 al que le apareció un problema por uno nuevo simplemente porque estaba dentro de la garantía.

A mí me toca pasar por Consumo ya pasados los 10 días naturales sin solución ni respuesta, sin haber recibido las conversaciones solicitadas y sin teléfono de gama alta que disfrutar.

COSAS QUE HE “APRENDIDO” EN EL PROCESO:
– Samsung te obliga a recoger el teléfono aunque no esté arreglado y volver a dejarlo en el SAT por estadísticas.
Su proceso de reparación siempre será inferior a 1 mes aunque no hayas podido llevarte el teléfono 3 veces al no estar reparado porque constaran 3 reparaciones distintas. El problema es que eso distorsiona la realidad porque según sus registros mi teléfono tiene un problema recurrente en vez de constarles que no es que me vuelva a fallar una vez reparado, es que nunca se ha resuelto y nunca conseguí llevármelo a mi casa tras una reparación.
– Para Samsung no existe la Gama Alta porque cuando compres el producto para ellos ya habrá un modelo nuevo en proceso de salida al que hay que dedicar toda la atención.
Ahí está el ejemplo del Samsung Galaxy S3 que siendo el buque insignia de la marca tardaba de medio año a un año en recibir actualización de Android o actualizaciones de seguridad. De hecho ya está confirmado que no va a recibir más actualizaciones

No voy a entrar en la cantidad de quejas de fabricación o fallos que tienen los Samsung porque entiendo que al vender tanto los productos defectuosos también aparezcan en mayor número, pero mientras la marca trate de vender productos sin importar la calidad y el servicio sus estadísticas de ventas estarán basadas en usuarios de gama baja o gente que compra la marca por primera vez. ¿O tu repetirías tras experiencias así?

Resumen de consejos si acabas de adquirir un android y eres maquero

android_apple

En caso de que el Mac no te reconozca el smartphone o el tablet:

  • Instala Android File Transfer.
  • En cuanto puedas y te animes cambia el sistema operativo. Es una de las ventajas de Android, puedes poner absolutamente todo a tu gusto sin conformarte en cómo venía de casa. Personalmente estoy encantado con las ROM de Cyanogenmod pero existen cientos de opciones desde el android más puro has las modificaciones más extremas, siempre teniendo en cuenta que al no ser las nativas puede haber algún fallo o cosas por pulir (ojo, el cambio implica perder la garantía de la marca y no me hago responsable de errores en el proceso de instalación).
  • Prueba con servicios de sincronización inalámbrica. Aplicaciones como airdroid te permiten gestionar el smartphone desde el mac vía wifi. Otras como dropbox hacen un backup automático de las fotos que al mismo tiempo se sincronizan en tu carpeta del mac. Para la música, a parte de Spotify, aplicaciones como Google Play Music permiten subir todas tus canciones a la nube y escoger cuales quieres que queden físicamente en el dispositivo (de forma gratuita)
  • Instala apps para controlar el Mac desde el dispositivo: De todas las que he probado, en mi S3 mantengo Mac Remote, Retune y Streambels. (que he usado poco aun pero en teoría permite enviar contenido al apple tv y demás dispositivos vía air play)

 

Por ultimo insistir en los consejos ya comentados en varias ocasiones

La mejor forma para que el Mac reconozca al samsung Galaxy S3

La forma más sencilla que he encontrado de hacer que el Mac reconozca al galaxy S3 de todas las que he probado ha sido instalar cyanogenmod. No solo lo reconoce, gestiono todo sin problemas con el cable USB y distingue entre la memoria interna y la SD.

Manzanas y Androides: El Galaxy S3 ni corta ni pega

Resulta que junto al terrible problema de la falta de ajuste de exposición asociada al enfoque manual que tiene el S3 -teoricamente por culpa de android 4.1- me encuentro con un problema que parece muy frecuente y sucede desde hace al menos 6 meses, aunque es probable que se trate de un problema inicial desde la salida del Galaxy S3.
Parece ser que después de usar el clipboard durante un tiempo, éste se va llenando y acaba por bloquearse sin permitir copiar/cortar ni por supuesto pegar.
Es un problema que me constaba por pasarle a conocidos pero que di por sentado que quedaría subsanado al actualizar a android 4.1 por la importancia del problema y la mala imagen que podría dar que el sistema android no sepa gestionar correctamente el clipboard.

El caso es que no solo no se ha arreglado sino que aun no existe una solución oficial ni extraoficial que no requiera hacer root (con el que pierdes la garantía ya que tiene cierta similitud con hacer jailbreak a un iphone para que haga cosas que oficialmente no de permiten por alterar el sistema) o resetear el teléfono. Estamos hablando de que un teléfono que tienen millones de europeos (no sé si el problema se da fuera de Europa) requiere que lo formatees cada cierto tiempo o que lo uses sin las funciones de copiar y pegar.

Poco a poco voy sumando cosas que me hacen pensar que Android está muy bien pero que el galaxy S3 queda lejos de acercarse a un iPhone en cuanto a prestaciones y experiencia de uso, por mucho que quiera competir en hardware.

Manzanas y Androides. Post en modo HATER


Después de un tiempo de con el Galaxy S3 considero que ya puedo empezar a hacer apreciaciones con menos benevolencia a las de posts anteriores.

Para empezar la pantalla tiene un par de problemas o desventajas respecto a iOS importantes: El brillo y el tacto.
Tengo la sensación de que el teléfono tiene mucho menos brillo o iluminación de pantalla que el iphone. Con el iPhone me costaba leer bajo el sol pero con el galaxy S3 es algo casi imposible incluso subiendo al máximo la iluminación.
Por otro lado la pantalla es demasiado sensible, no ya al tacto sino a la proximidad. A veces selecciono cosas o abro aplicaciones que no pretendía solo por el hecho de que el dedo andaba cerca, sin llegar a tocar.

Por otro lado están los botones. el botón de power y los de volumen, que están a ambos lados del dispositivo, no deben tener la resistencia-sensibilidad-posición adecuada puesto que en varias ocasiones me encuentro cambiando el volumen al tiempo que apago la pantalla.

Respecto al cristal de la pantalla, el famoso gorilla glass 2, cuándo veo éste vídeo no puedo evitar sonreir.
El galaxy S3 se me debe haber caído 4 veces a lo sumo. La primera cascó la carcasa así que inmediatamente le compré una funda (me gustan más los bumpers y ahora veréis porqué). La 3ª caída fue a unos 30cm del suelo. Se me deslizó desde el bolsillo del chaquetón al agacharme. Apenas se nota pero el cristal se rayó.
El iPhone en cambio se me debe haber caído tropecientas veces, y no solo caído, Laura debe haberlo dejado caer o tirado otras tantas veces. Tiene una esquinita mellada y también tendrá algún rayón pero no me quedé con esa sensación de “como se me caiga otra vez lo pierdo para siempre”. Será cosa de los bumpers, que me parecen el mejor invento.

 

Las apps son otro factor determinante a la hora de dudar al dar el salto a android.
Teoricamente Android ha alcanzado a iOS en aplicaciones. Acaba de llegar a 700.000. La cuestión es la calidad de esas aplicaciones.
Android está lleno de aplicaciones gratuitas llenas de publicidad que tienen funciones más o menos decentes dejando los extras de calidad para las de pago. En mi corta experiencia las de pago quedan bastante por debajo que las similares en iOS. Pongo de ejemplo las aplicaciones para twitter o las de fotografía de las que hasta ahora solo salvo a After Focus.

Tal vez el problema con el tema de las fotografías no sea solo de las apps y tenga que ver el teléfono.
DEsde que tengo el galaxy he pasado de hacer fotos constantemente a todo a apenas usar la cámara. No es por falta de conocimientos, ni por no estar acostumbrado al funcionamiento. He terminado por aceptar que no me satisface.

Despues de leer muchas reviews y entrar en varios foros en los que subían muestras; después de enterarme que el galaxy s3 y el iphone 4S comparten sensor, esperaba algo más.
Fue una decepción grande descubrir que el Galaxy S3 no ajusta la exposición junto al enfoque. Estoy muy acostumbrado a encuadrar la imagen sin dar importancia a la luz por seleccionar ambas cosas a posteriori al seleccionar con el dedo. La luz de la escena se ajusta al encuadrar con el teléfono.
También cuenta que el resultado no me convenza lo más mínimo. He visto muchas fotos geniales hechas por usuarios con el Galaxy S3 pero la mayoría a plena luz del día. Y no solo veo ruído, La imagen se deforma por los laterales a modo de trapecio de una forma que me resulta excesiva (depende de la distancia de los objetos y las formas claro, con edificios canta).
Mi impresión es que el sensor es lo único que comparten ambos teléfonos y Samsung se ha gastado 2€ en la lente y pocos esfuerzos en procesar en condiciones.
Es cierto que por el hecho de no estar satisfecho no he hecho las suficientes fotos como para ir adaptándome a esas limitaciones de la cámara y superarlas a base de ¿técnica? e ingenio.

 

El LED es una gran ayuda de cara a estar al tanto de notificaciones sin necesidad de sonido pero en el Galaxy es demasiado fuerte. Creo que un poco menos de intensidad de la luz quedaría bastante más discreto informando igualmente.

Tener un Mac como ordenador personal no ayuda.
Parece que hasta Snow Leopard el teléfono se sincronizaba sin problemas en modo “camara” e igualmente en modo USB se podía reconocer instalando una especie de driver. Eso no pasa con Mountain Lion. No me reconoce el teléfono y en modo cámara solo reconoce los archivos que estén en el directorio raiz, que por supuesto no coincide con la carpeta DCIM ni ninguna otra.
No he tenido más remedio que tirar de dropbox y su subida automática para tener las fotos en el iMac (luego ya decides si quieres importarlas o no a iPhoto o tu programa de gestión de fotografías. En mi caso sigo dudando porque no las trata igual) y he necesitado valerme de Kies para gestionar mi música y demás archivos, que afortunadamente si se meten con un simple drag’n’drop.
En este caso le echo la culpa a Apple que por supuesto no tendrá la más mínima intención de facilitar el uso de un android con sus ordenadores porque afecta a la adquisición del iphone en pro del famoso ecosistema.

 

Al tema del sonido al final no le pongo pegas. Fue realmente útil lo de configurar el audio tras analizar mi audición en ambos oídos y seleccionar con cual usaría el teléfono, e igualmente las notificaciones y tonos ahora me suenan más una vez habituado a ellos. Sin embargo junto a las fotos, también he dejado de escuchar música en el teléfono, o al menos no echo tantas horas con los auriculares puestos. El reproductor no me dice nada, no me siento cómodo, no es agil y los que he probado tampoco me han dicho mucho. No me siento a gusto, aunque en este caso también podría ser falta de costumbre.

 

Respecto al funcionamiento, android 4.1.1 en el Galaxy S3 a veces tiene lags mínimos, o tarda en mostrar el home. Son detalles tontos que demuestran que la RAM o el procesador no lo es todo. Android como sistema probablemente consume más recursos que iOS o al menos los gestiona peor y eso se nota en la fluidez, que no es mala ojo, pero en comparación va un pelín peor.
Si tengo que recordar cuándo me pasó que el home tardara en cargar tengo que remontarme al 3G con una versión de iOS avanzada que ya le quedara algo grande.

 

 

Es probable que muchos se sientan con la necesidad de defender lo buen teléfono que es el S3 o lo bien que funciona android y quieran comentar que no tengo ni idea o que estoy haciendo las cosas mal. Ahorraoslo please. O al menos hacedlo con respeto.

Igualmente habrá más de uno frotándose las manos pensando “lo sabía lo sabía”. Tampoco es para eso, ni mucho menos.
Sentía la necesidad de conocer Android más a fondo porque me creo apasionado de la tecnología en todas sus variantes y desconocer a fondo ese OS me parecía mal.
Me gusta servir de ayuda a quien la pide y aconsejar a gente que se vea beneficiada la información a la hora de hacer las cosas de una u otra forma o de usar una u otra app. El campo android era bastante desconocido y pese a lo HATER que soy no me gusta poner pegas a cosas que desconozco o apuntarme al clan de los “lo mío es lo mejor y no necesito comprobarlo probando otra cosa porque mi alma ya me lo dice”.
Tampoco es decepción con android, con android ando bastante contento. Ya comenté que iOS me tenía cansado, me parecía algo vetusto ya, con olor a oxidado pese a las capas de abrillantador.
Android hace justo lo que hacía en iOS gracias al jailbreak y con esas cosas estoy muy cómodo. Y el teléfono me tiene contento en muchos aspectos: Me encanta llamar acercandome el teléfono a la oreja o coger llamadas de la misma forma; Silenciarlo volteándolo o tapándolo con la palma de la mano un momento; Me sirve muchísimo que la pantalla no se apague mientras estoy leyendo el contenido (a oscuras falla algo pero es lógico) y decenas de cosas más a las que me he habituado y probablemente solo recordaría al volver a iPhone y echarlas de menos.

En resumen, no echo de menos iOS, hecho de menos el iPhone. su cámara y sus apps sobretodo. En parte tener Mac no ayuda al cambio, menos de lo que pensaba.
El resto es muy muy similar.

La conclusión es que no tengo intención de dejar de usar el iMac, ni creo que deje de usar el iPad, al contrario, es probable que lo renueve.
Al final gana el famoso ecosistema, el maldito y encorsetado ecosistema que se ha montado tan bien Apple.
El ecosistema y la cámara del iphone, y las apps. Ah, las apps. Cómo os echo de menos.

Manzanas y Androides: Los navegadores me tienen perdido

Me paso a Android justo cuando sale el iphone 5 y los mapas nativos de iOS6 son un despropósito poniendo la Sagrada Familia en Australia y cosas así.
Me paso a android que tiene Google Maps asociado al navegador de Google, con voz.

El S Voice de Samsung reconoce estupendamente mi voz pese a mi marcado acento Andaluz pero los resultados difieren de mis expectativas.
Ya comenté que “qué tiempo va a hacer en Sevilla el Miercoles” lleva como respuesta un “aquí tienes la previsión meteorológica de Massachusetts” Y algo parecido pasa con el navegador de Google. A parte de las veces que no entiende la dirección que le digo, en muchas ocasiones no reconoce la que tengo en el teléfono, muy precisa. Creo que justo ese es el problema. Si le digo el nombre de una calle me da opciones pero cuando en la info de un contacto está el nombre de la calle con el código postal, la provincia, la región y el pais Google se vuelve tonto y no sabe de qué le hablo.

Otro problema es el volumen.
Al igual que pasaba con el iphone, en cuanto pongo el navegador salta el reproductor de música. En ambos casos me veo obligado a matar el proceso del reproductor para poder escuchar la voz de las indicaciones. La diferencia es que en iOS aplicaciones como Waze me permitían distinguir el volumen de la música y la voz bajando la que me interesara, en cambio en Android cualquier control de volumen incide en ambas porque entiende que las dos fuentes son “volumen multimedia” y por lo general la música suele comerse a la voz del navegador, así que tengo que elegir entre no enterarme o escuchar solo la voz sin música de fondo.

La suma de los 2 problemas lleva a pillar algún cabreo cuando decides aprovechar la función de dictado para buscar el destino mientras conduces y te ves perdido y tocando la pantalla más que si hubieras escrito desde el principio.
Como digo, es algo que también pasaba en iOS en cierta forma pero en Android Waze no da la opción de discernir fuentes y no veo que las otras apps lo tengan.

PD: Si encima tienes una hija de 3 años a la que le gusta dictar sus órdenes al teléfono mientras tratas de hacerlo tu, solo puedes tirar de paciencia